Saltar al contenido

Frecuencia Cardiaca. El ritmo al que baila tu corazón

abril 4, 2019

Cuantas veces late el corazón en toda una vida?

Si los latidos del corazón por minuto promedio pueden estar en 65 pulsaciones en un corazón normal, pues nos es fácil hacer la ecuación. Conociendo que la media mundial de esperanza de vida es de 71,4 años. Obtenemos estos sorprendentes resultados: tu corazón da 93.600 latidos en un día, 33.696.000 latidos en un año y nada más que 2.405.894.400 latidos en toda tu vida. Medir y monitorear tu frecuencia cardíaca, debería ser un hábito para controlar nuestra salud. Es una mirada a tu reloj biológico, a entender si tu nivel de estrés  está a punto de reventar, o si recuperas la paz en momentos de felicidad. Tu cuerpo habla atreves de las pulsaciones del corazón, entonces, que nos dicen?

Tipos de frecuencia cardiaca:

Frecuencia cardiaca en reposo

Lo primero que debes entender es que tus pulsaciones viajan en una montaña rusa, existen diferentes tipos de frecuencia cardíaca (basal, máxima o alta, mínima o baja). Tu organismo pide oxígeno en cada actividad, bien estés durmiendo o quemando el último aliento a 100 metros de terminar una maratón. Tu corazón también late al ritmo de tus emociones. Lo puedes escuchar latir fuerte y acelerado en una discusión, o marcando lentas y seguras pulsaciones si te encuentras en una situación sin estrés. El corazón marca tu personalidad. No crees que ¿sería interesante, no solo conocer tus emociones sino como responde tu corazón frente a ellas?.

Entonces, todo parte del punto cero, y ¿cuál es ese punto?, cuando estas relajando sentado o acostado, que no haya tensiones exteriores, prácticamente en estado de meditación, que los sentidos estén sin alteraciones: un clima cálido, escasamente ruidos de la naturaleza… en ese momento tu corazón te mostrara el punto cero,Tus pulsaciones en reposo. Si lo quieres obtener con más precisión, intenta tomarlo minutos después de despertar en la mañana, que sepas que tuviste una buena noche y que no hay nada que pueda alterar los estados emocionales del momento.

Frecuencia cardiaca normal

De seguro tus actividades diarias de rutina, no implican elevados esfuerzos: alimentarte, caminar, revisar tus correos o manejar, son actividades que no elevarán demasiado tu ritmo cardiaco. Un pulso normal en personas del común, sus latidos oscilaran entre 60 y 100 pulsaciones, en  personas deportistas los niveles serán más bajos entre 30 a 50 pulsaciones por minuto. Por eso la importancia de conocer tu punto cero, solo es tuyo, no puedes compararte con el de otros tipos de persona, e incluso el tuyo, tu ritmo cardíaco, ira cambiando con el tiempo, el lugar donde te encuentres y otros tipos de variables, pero si ya lograste determinar tu frecuencia cardíaca en reposo, tendrás una segunda herramienta potente, tu frecuencia cardiaca normal.

Ritmo cardiaco normal en niños y adultos:

Edad Frecuencia cardíaca normal (latidos por minuto)
Hasta 1 mes 70 a 190
De 1 a 11 meses 80 a 160
De 1 a 2 años 80 a 130
De 3 a 4 años 80 a 120
De 5 a 6 años 75 a 115
De 7 a 9 años 70 a 110
Más de 10 años 60 a 100

Frecuencia cardiaca mínima

la frecuencia cardiaca basal o mínima, son los latidos normales para mantener en vida tu organismo, esta medición la puedes obtener cuando te encuentras en estado de sueño profundo. un pulsometro óptico es la herramienta apropiada para obtener tu frecuencia cardiaca basal.

Frecuencia cardiaca máxima

El corazón es el motor que lleva la sangre hasta la última célula de tu cuerpo, transportando oxígeno y energía. A medida que te ejercitas y llevas al límite tu sistema cardiovascular, le exigirás al corazón que lata más rápido para mantener el suministro adecuado de nutrientes y oxígeno, pero, somos humanos y tu corazón te lo recordara, llegara al límite de pulsaciones y le será imposible y totalmente riesgoso aumentar ese valor, ese límite se conoce como frecuencia cardiaca máxima, encontrarás tablas que se acerquen a tus valores de acuerdo a tu sexo y edad, pero como siempre todo depende lo entrenado que estés, lo fuerte de tu corazón y la edad que tengas. Con el pasar del tiempo este valor deberá ir decreciendo, pero si mantienes un corazón sano, grande y fuerte, podrá suministrar más sangre con menos pulsaciones.

¿Para que sirve conocer la frecuencia máxima?

Las células de tu organismo tienen diferentes formas de conseguir energía, y tu meta debe ser siempre la de mantener un cuerpo sano, donde la masa muscular este por encima de tu tejido adiposo.

El principal camino que tienen tus células para obtener energía, es el suministro por medio de la sangre. En la actividad física existe un límite en el que se dan estas condiciones, y mientras está por debajo de ese nivel se dirá que estas en la zona aeróbica. Cuando tu corazón trabaja en esta zona le permite aun suplir de suficiente oxígeno y transportar grasa de tu cuerpo a manera de energía a las células de tu organismo, por consiguiente esta es la zona que más debes trabajar para mantener un corazón saludable y un cuerpo sano a la vez.

Los umbrales por encima de este nivel son riesgosos y se deben trabajar siempre y cuando con anterioridad tu cuerpo haya sido acondicionado para estos niveles de entrenamiento.

 Tu corazón, un amigo que te habla al oído.

Cuantas veces escuchas o has escuchado en charlas de motivación o libros de superación, que para lograr tus objetivos tienes que conocerte a ti mismo, ¿y sabes qué?, tienen mucha razón, y el corazón es el puente de ese conocimiento y utiliza un lenguaje arcaico y rítmico, podríamos llamarlo casi aborigen. Entonces escuchar tu corazón y conocer esas primeras palabras en pulsaciones por minuto, definirán una comunicación con tu cuerpo, que veras traducida en calidad de vida, de seguro vivir más tiempo y aprenderás a manejar emociones y cuando evitar aquellas que te causan estrés.

Igual conocer el ritmo de tu corazón te ayudara a vigilar tu salud.  En el mundo, estadísticamente, mueren 17.5 millones de personas por enfermedades cardiovasculares. Luego si conoces cuando tu corazón late normal y evidencias alguna alteración en su ritmo, entenderás y podrás tomar acción  en pro de tu salud, sabrás cuando pedir ayuda médica o simplemente tomarte un sano descanso. Si hablas con tu corazón, seguro cambiaran tus actividades o el modo de afrontarlas, serán menos necesarias las vacaciones, porque seguro encontraras satisfacción en tu trabajo y al contrario de llenarte de estrés, te dará alegrías, y si eso se puede conseguir con tu trabajo, imagínate las relaciones familiares, de pareja y tu salud sexual.

Cuando monitoreas tu corazón, te pondrás metas en tu vida, y encontraras la forma de recuperar y obtener más salud, si el deporte no está presente en tu vida, lo más posible es que empieces una rutina de ejercicios, tratando de llevar tu corazón al límite, queriendo conocer tu frecuencia cardiaca máxima, si ya conoces tu corazón en reposo y el alcance que esto tiene,  imagínate conocer el límite superior, llevar cada entrenamiento más y más profundo, descubrir que puedes ir más lejos, ser más fuerte; que logres determinar y complementar este conocimiento con tu dieta, en general que cambies tus hábitos de vida.

No serias una mejor persona?

¿Entonces qué hacer para dar este cambio?, aprender a como tomar la frecuencia cardiaca por nosotros mismos, es muy sencillo y sería el primer paso.

  • solo cuenta con un reloj que te marque los segundos.
  • Ubica tus dedos de la mano, índice y medio, en la parte interna de la muñeca de la otra mano.
  • Presiona ligeramente hasta sentir el pulso.
  • Cuenta las pulsaciones durante un lapso de 6 segundos y multiplica por 10.

Esto es lo que se conoce como frecuencia de pulso. Realízalo en diferente tipo de actividades y circunstancias emocionales, trata de llevar un registro de estos resultados, con el tiempo entenderás que dice tu corazón.

Instrumentos para monitorear la frecuencia cardiaca.

Existen otras formas e instrumentos para tomar o medir la frecuencia cardiaca, hoy en día la tecnología pone a disposición un sin número de aparatos, que pueden monitorear con precisión tus pulsaciones cardiacas, inicialmente empezó como tecnología médica y rápidamente paso a ser crucial en el ámbito deportivo, si lo tuyo es el deporte, lo más posible es que entiendas de que te hablo, y de seguro ya cuentas con un pulsometro.

Algunos de estos instrumentos para medir el pulso, y que están al alcance y el entendimiento de nosotros son:

Estetoscopio

Es una herramienta acústica, utilizada en  medicina, veterinaria e incluso mecánica. El cual por medio de la combinación de una campana (transmite sonidos de baja frecuencia) y una membrana (transmite sonidos de alta frecuencia) que al ser colocados sobre una superficie, entran en vibración conduciendo las frecuencias sonoras por el aire, amplificándolas para ser escuchadas por los oídos.

De tal manera, que si colocas este instrumento sobre tu pecho, podrás escuchar las palpitaciones de tu corazón, solo falta un cronometro para contar cuantas pulsaciones genera tu corazón en un minuto.

Ten en cuenta que al escuchar el ritmo de tu corazón notaras dos golpes seguidos, espaciados por un breve silencio, esto es un ciclo y lo debes contar como un solo latido. Esta herramienta más que de uso casero o personal, va dirigido al uso medicinal, por lo tanto puedes encontrar mejores herramientas para monitorear los ritmos de tu corazón. Pero te animo a que hagas el ejercicio, es algo romántico escucharlo literalmente, así que si tienes la oportunidad de pedir prestado por un momento un estetoscopio, relájate y siéntate a oírlo un rato.

Oximetro de pulso (pulsioximetro)

Es un aparato de uso médico, pero que perfectamente podemos manejar en nuestros hogares, su función principal es la de medir la cantidad de oxígeno en la sangre o saturación de oxígeno.

 ¿Cómo funciona un oximetro?

La lectura de este dispositivo se  obtiene por un foto receptor, al realizar una comparación entre las medidas de absorción de una luz roja y una luz infrarroja las cuales al atravesar una parte translucida del cuerpo, que por lo general viene siendo un dedo. El oximetro interpreta la diferencia entre hemoglobina y oxihemoglobina presente en la sangre, y arroja un resultado de fácil lectura e interpretación de la cantidad de oxigeno que se encuentra en la sangre. Adicional-mente también arroja una lectura de la frecuencia cardíaca. Es una herramienta que sin duda debería estar en el  botiquín de tu casa. Ayuda mucho a monitorear casos de personas, por lo general pequeños niños, que atraviesan por problemas respiratorios, en cuyo caso es mejor contar con un oximetro pediátrico, que difiere por su tamaño y por sus colores vivos (la forma de usarlo y las funciones, son las mismas).

Aunque su función principal no es la de tomar el pulso, bien lo podemos utilizar para obtener estos datos, si ya monitoreamos nuestro corazón, y además obtenemos lecturas del oxígeno presente en nuestro cuerpo, tendremos una herramienta poderosa a nuestro favor. En el caso de los deportistas, a pesar que cuenten con un pulsometro deportivo, bien vale la pena que obtengan parciales de lectura de oxigeno: antes, durante y después de la actividad física. Bien interpretado estos datos, le dirán al deportista que cantidad de esfuerzo ha realizado, si necesita mejorar su actividad cardiaca o enfocarse en rutinas  de fuerza.

¿Qué es la saturación de oxigeno?

Los niveles o valores normales de saturación de oxigeno SPO2, deben estar entre 95 a 100 (mm Hg).

Los niveles de glóbulos rojos en tu organismo, encargados de transportar a un ritmo continuo el oxígeno a las células de tu cuerpo, se adaptan de acuerdo a la altura donde te encuentres, ya que a más altura, menos oxigeno presente en el ambiente y por ende la cantidad de glóbulos rojos será alta.

Si eres una persona que vives en las alturas y bajas a nivel del mar, tus lecturas de saturación de oxigeno darán por encima de lo normal, caso contrario si eres una persona que vive a nivel del mar y te desplazas a alturas superiores, tus niveles de glóbulos rojos, al ser bajo el conteo, no alcanzarán a transportar el suficiente oxígeno a las células de tu cuerpo, y tendrás niveles bajos de saturación de oxígeno en la sangre, que podrán provocarte:

sintomas de niveles bajos de oxígeno en la sangre

  • te podrán dar mareos,
  • te sentirás cansado,
  • tendrás problemas para respirar,
  • migrañas,
  • pérdida del sentido,
  • perdida de la memoria,
  • perdida de la coordinación,
  • piel azulada.
  • euforia entre otros.

Saturación de oxigeno valores normales y valores anormales:

Saturación de oxigeno Lectura
95-99 Valores normales
91-94 Hipoxia leve
86-90 Hipoxia moderada
<86 Hipoxia severa

¿Que es hipoxemia?

Estos niveles inferiores al 90 (mm Hg), se conocen como hipoxemia, niveles críticos inferiores a 60 (mm Hg) deben tratarse con una suplencia de oxígeno. La hipoxemia en casos diferentes a temas de altura, más que una enfermedad es la consecuencia de un padecimiento clínico. Existe un sin número de enfermedades asociadas a este síntoma:

  • embolia y edema pulmonar,
  • anemia, fibrosis pulmonar,
  • neumotórax,
  • dificultad respiratoria aguda,
  • efectos secundarios de algunos medicamentos entre otros.

Es indispensable que del presentarse estos niveles bajos de saturación se consulte de inmediato con un especialista.

Pulsometros de banda

Sabías que que tu organismo no evoluciono para mantener esfuerzos continuos por espacios de tiempo y distancias como las de una maratón. Que tampoco es natural mantener un ritmo o una actividad física por 90 minutos, como en el fútbol, que solo si mantienes un entrenamiento adecuado y supervisado, puedes lograr estas hazañas sobrehumanas.

En tan solo un espacio de 10 años en España se registraron más de 60 casos de muerte súbita en el deporte, personas que supuesta-mente gozaban de una buena salud. Llevar al límite tu corazón es algo que debe ser  tomado con toda la precaución, es posible que al contrario de mejorar tu salud, estés poniendo en riesgo tu integridad física. La muerte súbita en el deporte y otras afecciones, pueden ser evitadas con un monitoreo de las frecuencias cardíacas durante tu actividad física. Si bien eres deportista profesional o aficionado, deberías incluir en tus prácticas instrumentos  que puedan medir en tiempo real tus frecuencias cardíacas.

El pulsometro de banda, es un monitor que  pertenece a las primeras generaciones de herramientas para medir la frecuencia cardiaca en tiempo real durante la actividad deportiva. Está compuesto por una correa que rodea el tronco, unos electrodos que se ubican en el cetro del pecho, captan las pulsaciones y las transmite por radiofrecuencias o sistema bluetooth, esta información es recolectada por relojes deportivos o por teléfonos inteligentes. En el ámbito deportivo talvez es la mejor solución, ya que el consumo energético es mínimo, permite horas y días de funcionamiento y monitoreo continuo. Su medición por medio de electrodos, hasta el momento ha mostrado ser la manera más confiable de lectura del ritmo cardiaco, Estos dispositivos se complementan con otras funciones adicionales, como gps, podómetros, sensores de cadencia, potencia en ciclismo, saturación de oxigeno entre otros. Al combinar todas estas lecturas podrás establecer objetivos claros y mejorar tus entrenamientos a la vez que cuidas tu salud. De acuerdo a tu actividad deportiva lograras encontrar relojes deportivos o aplicaciones especializadas. Hoy en día puedes encontrar bandas con conectividad bluetooth, como la Polar H7, que podrás conectar a tu dispositivo móvil a diversas aplicaciones como, strava, runtastic, polar, etc.

Sensores de pulso ópticos

Tener la libertad de realizar todas tus actividades diarias, mantener el ritmo de tu vida sin sentirse atado o monitoreado como conejillo de indias en un laboratorio, pero con la certeza que tu mediciones vitales, están en completo control, incluso mientras descansas y tu frecuencia cardiaca basal esta activa o cuando te encuentras en competencia, y la frecuencia cardiaca máxima, prende las alarmas diciéndole directamente a tu pulso, que debes bajar tu ritmo. Esa es la maravilla que esta nueva tecnología te permite. Los monitores cardiacos ópticos, se basan en una tecnología llamada fotopletismografía, técnicamente consiste en aplicar un haz de luz, proveniente de un led, sobre la piel, y un sensor capta la cantidad de luz que se refleje, esta información es analizada por un dispositivo electrónico el cual podrá determinar la frecuencia cardiaca en el momento. Y todo esto se puede ubicar en el pulso de tu mano en forma de reloj. Le puedes decir adiós a la incómoda banda, a su mantenimiento y limpieza, estos pulsometros de última generación además integran sistemas: gps,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (2)

Excelente
Gracias x la información

Responder

Muy bien explicado. Gracias!!!

Responder